Federación de Baloncesto de la Región de Murcia

Cristóbal Sánchez: "He conseguido hacer de mi hobbie mi trabajo"

Cristóbal Sánchez: "He conseguido hacer de mi hobbie mi trabajo"
El árbitro murciano ha hecho historia tras ser el colegiado más joven en pitar unos play-offs por el título en ACB
En la casa de la familia Sánchez Cutillas se respira baloncesto. Tanto en la pista como con el silbato, donde un jovencísimo Cristóbal (1996) ha hecho historia con solo 24 años: es el árbitro más joven en arbitrar un partido de play-offs de ACB. Lo hizo en el primer choque en la eliminatoria entre el FC Barcelona y Joventut de Badalona.

Antes de su idilio con el arbitraje, Cristóbal estaba en la otra figura sobre la pista. Jugaba de base, dirigía a sus compañeros y organizaba la jugada. Ahora fija el criterio de cada jugada y mira diferente el baloncesto a pesar de estar en el mismo parqué. Tras estar en el CB Murcia hasta categoría cadete y en Maristas hasta junior, definitivamente apostó por ser colegiado y su ascenso ha sido constante. Tanto, que el año pasado a la edad de 23 años ascendió a ACB.

Cristóbal asume como "anecdótico" su nuevo récord: "Creo que al final eso es anecdótico. Lo que te ilusiona es que te designen, te motiva a seguir trabajando, porque al final quiere decir que lo que has estado haciendo durante la temporada es lo que debes seguir haciendo, que vas por el camino correcto".

Como decíamos, el interés por el arbitraje debía comenzar dentro de casa. En este caso, iniciarse como árbitro fue gracias a otro familiar: "
Yo empiezo a arbitrar gracias a mi primo Luis, que es Auxiliar de Mesa de ACB aquí en el CMAAB. Si es verdad que con 14 años me dio por querer hacer el curso de árbitro, seguramente porque él ya estaba por ahí metido, pero hasta los 16 no pude, y el verano que cumplí los 16, me estuvo insistiendo hasta que al final me convenció, y la verdad es que le tengo que dar las gracias".

A pesar de todos los cambios en los dos últimos años, el colegiado lo asume con normalidad: "
Creo que el único cambio que hay es que he conseguido hacer de mi hobbie mi trabajo. Ya en la Liga EBA y en mi año de LEB, personalmente le dedicaba horas entre semana. Algunas veces por trabajo que nos mandaban, y otras por trabajo autónomo de ver partidos, estudiar reglamento, entrenamientos físicos, etc. Ahora en la ACB está todo un poco más pautado. Pero aun así, al final el trabajo diario es parecido, por eso el cambio más sustancial es que puedo decir que mi trabajo actualmente es este, y empezó siendo un entretenimiento para no desvincularme del baloncesto".

Cristóbal, a sus 24 años, ya coincide en pista con jugadores de la talla de Pau Gasol, Sergi Llull, Giorgi Shermadini o Bojan Dubljevic. Sin embargo, añora también el baloncesto de base: "Sí que se echan de menos, porque al final lo que a mí me gusta es arbitrar. Me lo paso bien, y por ello empecé. La temporada pasada hasta la suspensión en marzo sí que pité algún partido más. Esta temporada solo he podido hacer dos, y obviamente te da gusto por el hecho de pitar aquí cerca de casa, con compañeros que muchas veces son amigos, y al final es una sensación distinta que cuando te designan para un partido de ACB".

Repasa en profundidad la situación del baloncesto murciano a nivel nacional: "Creo que se está haciendo un muy buen trabajo desde hace ya unos años y se nota en los resultados a final de temporada, pero tanto a nivel de baloncesto como arbitral. Al final creo que va todo unido. Una comunidad pequeña como es la Región de Murcia tiene un equipo en ACB con dos árbitros en esta categoría, de los cuales Luismi además es árbitro FIBA; Susana que también lo fue, y Miguelo que es Comisario FIBA.

 

Los 4 estamos metidos en la formación de nuevos árbitros, pues Miguelo es el técnico de los árbitros de Primera División, Luismi es el técnico del grupo donde están árbitros con posibilidades de ir a campeonatos de España, Susana es la vicepresidenta del CTA, y yo, junto a Sergio Ortiz (árbitro del G1 FEB) y con la ayuda de los árbitros de liga EBA, los encargados del grupo de escuela.

Además, tenemos también un equipo en LEB Oro que en su primera temporada ha jugado el Play-Off por ascender a la ACB, y a Sergio que arbitra Liga Femenina y LEB Oro. Un equipo de LF2 que se ha clasificado a la fase de ascenso a LF Endesa, y que va a jugar en la LF Challenge que se va a crear. Un equipo que esta temporada ha descendido de LEB Plata a EBA como es Jairis, pero Cartagena recientemente ha ascendido, por lo que tendremos el mismo número de equipos, y que esperemos haya algún árbitro que también arbitre esta categoría. Y luego dos o tres equipos en Liga EBA temporada tras temporada, con un gran número de árbitros (que suele rondar entre los 4 y 6).

Además, en los Campeonatos de España tanto los equipos como las Selecciones Autonómicas, como también los árbitros que son designados, suelen hacer un papel más que reseñable. Esto denota que se está haciendo el trabajo muy bien desde todos los ámbitos, es decir, como Federación Murciana".

Por último, Cristóbal tiene claro quién es su referente y espejo en qué fijarse: "Una cosa es soñar y la otra es cumplir objetivos. Lo que son objetivos se van planteando a corto plazo, como mucho a medio, para poder ir cumpliéndolos o poner herramientas para ello. Lo que es soñar, como se suele decir, soñar es gratis, y tengo un ejemplo muy cercano que es Luismi. Si me fijo en él, veo que yo no he hecho nada en el arbitraje todavía".